Saturday, August 23, 2008

NUNCA JAMÁS

Esta espalda erecta de columna frágil
país donde la piel habita, rebozo de huesos
blanca planicie dividida por un cauce
en donde tu lengua llovía
y tus dedos patinaban en la espuma
del vello transparente que me arropa.

Esta espalda que tus manos habitaban
en el hogar que mi piel les ofrecía
donde tus dedos traspasaban hasta la médula
contrayendo los músculos recios
sensibilizando los nervios inquietos
aflojando los ligamentos plegables
dominando la espalda hasta rendirla
ofreciéndose dócil a tu látigo.

Esta espalda no volverá a caer
ni en tu lecho ni en tu falda
ni en la punta del pecado y el placer
no doblegará su inteligencia ante tu cuerpo
prohibiéndole a tus manos mi cintura
ceñir mi voluntad contra tu sexo
impidiendo tus dedos en mi nuca
para empujar los labios al beso.

Ya nunca acariciarás mi espalda
arañada de mentiras ha quedado
sobrevive la piel, la firme postura
para caminar derecha y decidida
a donde tus manos no alcancen
esta columna erecta inexplicablemente
frágil.


por JVP

1 comment:

Anonymous said...

Es esta una projeccion del poeta?????
Vivencias que no quiere recordar????

Nuevamente es sutil y agrecivo a la misma vez como describes momentos y acontecimientos cotidianos en la vida diaria....
gracias por despejar mi mente del diario vivir cuando pieso en estos poemas.
L