Sunday, February 28, 2010

LA LLAMA INFINITA

Prende la vela, década, que vengo ardiendo de vida, y los estragos del reloj en mis esquinas no lograrán apagar esta llama infinita. Crepita el deseo adolescente en mis manos cuando despierto y olvido que los días se acumulan en mi espalda. Entonces salgo de la cama dispuesta a no mirarme en el espejo. Pretendo que soy quien siento adentro, y danzo como niña en el juego sin reglas que he inventado. Celebro el tercer mes con pastel y vino tinto, y vuelvo a ver el mundo como recién nacida: maravillada y ansiosa por descubrir más.


por JVP

Wednesday, February 24, 2010

SUEÑO CON COLORES MIENTRAS CAE LA NIEVE

Llévame ceñida a tu costado
lejos de la infidelidad del presente

Sabes que estoy viuda de mar
y necesito los colores del olvido


por JVP

Wednesday, February 17, 2010

Feliz Cumpleaños, Julia...

TÚ Y YO

a Julia de Burgos

Me parezco tanto a ti
la misma nostalgia de mar y río
la misma dualidad de ser o no ser
de dejar los versos sueltos
corretear por los campos
mientras otros los encierran
en el mudo panteón del silencio.


mi alma gemela a destiempo
Yo
una imitación barata de tu esencia.

Cuando te olvide y olvide el río
.................................el mar
los campos sin mis pies descalzos
el hijo que fue y no es
.................................la muerte
que reparte números a las lívidas almas
por las crudas calles del invierno.

Cuando pueda sonreír con mi presente
lleno de todo lo que no son versos
lleno de todo menos ríos que alarguen mi espíritu
ni amaneceres al borde del paraíso.

Cuando salga a la calle desnuda sin nombre
a buscar el recuerdo de mi presente sin luz
al sucumbir moribunda en una esquina
un policía reconocerá tu cara en la mía
y sin buscar mis señas ni esperar el homenaje
me llamará poeta y me cubrirá de olvido.


por JVP

Friday, February 12, 2010

Historias para morderte los labios por Yolanda Arroyo Pizarro

La editorial Pasadizo acaba de publicar el más reciente libro de mi querida amiga Yolanda Arroyo Pizarro y quería compartir con ustedes esta nota tan original que escribió un admirador de su trabajo. Todavía no he leído el libro pero espero conseguirlo pronto para morder y saborearme los labios con estas historias maravillosas.

Nota sobre: Historias para morderte los labios por Javier Febo Santiago

Este memorable libro o clásico, mejor dicho, no es tan sólo para morderte los labios, es para claudicar, pensar, desatarse, enfuscarse y entre otras cosas gozar del arte y de la imaginación.

El Delineador traza la línea perfecta entre dos mundos

Después de martillar el clavo no sale, profundiza más

Fatigarse es sólo un síntoma pasajero y más a las 12:40 pm

En el río se bautizan los errores

Promesa para ensuciarse de dudas

Odas a las sirenas, el horizonte es su rescate

Potomac, su puñal le resucitó

Ruinas que dejan de serlo para volver a serlo

TISRI. Creación de gitanas de azules jeques

Ciudad de las Gárgolas cimentada en la arena que cede

Alguna vez seré Marte, sobrehumanizante

Datos inútiles mientras te cambia la vida, abre tu inteligencia y la deja destornillada

Guerrera de qué te sirve la traición cuando estás harto, en la segunda bandeja

Medialuna, media vida, media valentía, completa defunción

La Barriga no se interpone en la frotación estelar que induce al orgasmo

Debe ser pecado la Juramentación cuando aun se tiene en las manos la inocencia arrebatada

Oh Jacques, si eres dios, tienes senda suerte y, Nietzsche también

Verte caminando descalzo le da pena hasta a Fobos

Hormigas de azúcar inocentes, que van hasta el infinito en busca de su néctar

Aprovecharse en el pasado de los débiles te dictará el caminar de tus ojos

Anuarios de Motocicleta, cuando los sobres guardan las cartas y los resultados de infierno

Tamarindo maduro, catapultado a un instrumento para morderte los labios

Memorias de un barrio cerquita de Amelia, hermoso para el arte, horroroso para el que siente

La Niña Bawana en medio de un torbellino de inhumanidades, busca el cese en una mano

rapaz

Yolanda tiene tinta, tiene excelencia. Está dotada por algún dios transgresor que huye de la mentira, de la mordaza. La divinidad recorre el libro, porque al abrirlo nacieron mundos, fecundé la realidad, me maculé de sangre, me mordieron los labios y el corazón que tengo en la entrepierna. "Historias para morderte los labios" es literatura obligada, necesaria, cardinal; un aprovechamiento total del tiempo y una oportunidad para parir mundos y no callarte.