Tuesday, February 8, 2011

Bajo cero

El frío es un hombre violento, maltratante, abusivo. Cuando salgo y lo confonto me abofetea la cara, me golpea hasta los huesos, me saca lágrimas que se congelan en mi rostro. Cada vez que lo siento cerca juro que lo voy a dejar, que no voy a permitir que me siga atropellando de esa manera, que me humille enfrente de todos. Entonces llega la primavera, y me promete que más nunca me va a herir, que es un hombre nuevo y diferente. Siempre le creo sus mentiras, y sigo aquí odiándolo y planeando mi partida.


por JVP


1 comment:

Andrea said...

El invierno nos quita la alegría que la primavera nos regala!

Saludos!