Wednesday, September 28, 2011

Fotos y Recuerdos: Mairym Cruz Bernal en Chicago

La poeta descendió del avión un martes como una buena amiga, pero el viernes cuando partió se fue como una hermana. La llevé a la clase de literatura que enseño donde, aparte de leer varios de sus poemas, nos contó su vida desde que nació en una ciudad que no siente suya, hasta las idas y vueltas que ha dado en su vida peregrina de poeta. Luego les pregunté a mis estudiantes qué habían aprendido de ella y ellos contestaron: que todo se puede hacer en la vida si uno lo desea fervorosamente, que no hay impedimentos. Entonces nos fuimos a caminar por mi trabajo en el centro de la ciudad: la calle State con sus muchas tiendas, Wacker Drive con su río lleno de lanchas y puentes, el parque Millenium con músicos practicando en el escenario, jardines llenos de flores, esculturas gigantes donde el agua se derrama por sus esquinas y un bar al aire libre donde brindamos por el reencuentro. Por la noche partimos rumbo a la lectura programada en La Bruquena. Me alegró que otros amigos poetas locales llegaran a compartir su trabajo. La otra poeta invitada, Marta Collazo, leyó con fuerza, rabia y hambre de palabras. Mairym leyó con su voz suave y dulce hasta llevarnos en sus alas a un viaje sensual, erótico, desgarrador, íntimo, a veces acusador y otras redimido. La escuché por primera vez leer poemas que escribió en inglés los cuales me sorprendieron por atreverse a desnudar temas tan personales y dolorosos. Al siguiente día la llevé a uno de mis lugares favoritos: la Plaza Mariano (con una hija llamada Mariana, sentí necesario llevarla). Esta placita a mí siempre me ha recordado a las plazas del Viejo San Juan. Sin embargo, la poeta me informó que es más parecida a París, y el palestino que nos preparó un café delicioso también lo confirmó. Yo les creo y aseguro que ya he visitado la Ciudad de las Luces. Seguimos por la avenida Michigan de tiendas por la tarde, y por la noche nos fuimos a otro de mis lugares favoritos: el restaurante El ñandú. Los jueves son noches de peña y hubo música, guitarra, amigos/as, poetas y poemas. El día de la despedida fui testigo de la luz que una poeta irradia a su paso en mi hogar, en mi hijo, en mí misma y en una ciudad que se hizo poesía con su visita. Gracias por todo, hermanita...JVP







Jorge García
Juana Goergen
Marta Collazo


Brandon Tilton Vázquez
Mairym Cruz Bernal
Kimberly Dixon del Guild Complex con las poetas invitadas

Mairym con la abogada y activista opolítica Jan Susler
Con la escritora Mary Guzmán
Con el escritor dominicano Rey Andújar


Con Wilfredo Nieves
Mano a mano, amigos para siempre.

1 comment:

nemir said...

tu escrito de la estadía junto a las fotos es un ambos a dos muy emotivo! Gracias por compartir!