Sunday, February 28, 2010

LA LLAMA INFINITA

Prende la vela, década, que vengo ardiendo de vida, y los estragos del reloj en mis esquinas no lograrán apagar esta llama infinita. Crepita el deseo adolescente en mis manos cuando despierto y olvido que los días se acumulan en mi espalda. Entonces salgo de la cama dispuesta a no mirarme en el espejo. Pretendo que soy quien siento adentro, y danzo como niña en el juego sin reglas que he inventado. Celebro el tercer mes con pastel y vino tinto, y vuelvo a ver el mundo como recién nacida: maravillada y ansiosa por descubrir más.


por JVP

1 comment:

Anonymous said...

¡Bravo Jowis! Esa es mi amiga!